☾ Moon Pride’s Song ☽


~Moon Pride~
No matter where we are, even if darkness falls
We're never really alone, I’m with you now, here in the Moonlight
Even in hard times, we know we have each other
and that will give us all the strength to carry on forth

Estado: Indescriptible
Música que escucho: Coming Home (Skylar Grey)
Download: What We Do In The Shadows (cap2x8)

Bienvenidos una vez más, queridos lectores. ¿Cómo sigue su vida en este mundo infeccioso? Yo ando algo más relajada, claro que eso no significa que haya bajado completamente la guardia. En principio, todo esto me estaba afectando demasiado, tanto física como mentalmente. Sin embargo, para bien o para mal, mi forma de sentir este nuevo mundo ha cambiado. Esto se debió a mis propias circunstancias personales y a ciertas reflexiones que fui haciendo a lo largo de estos meses. Cuando comenzó la cuarentena, me hubiera gustado encerrarme en casa con mi familia hasta que el cuco se fuera. Sin embargo, el estado (ese que ahora se ofende si alguien propone abrir su negocio, porque está de últimas, siguiendo el protocolo correspondiente) puso a mi mamá en una situación complicada, haciéndola sentir obligada a hacer un trabajo que a mi parecer no le corresponde, en el que debe tratar con muchísima gente en persona. Así que en mi casa siempre estuvimos bastante expuestas, y con el tiempo me acostumbré a vivir con el riesgo. Whatever, siendo realista, hace añares que no salgo de mi casa segura porque mi barrio fue de mal en peor y las probabilidades de que te peguen un balazo para robarte la comida del gato aumentaron (comentario basado en hechos reales) - así que, en definitiva, el peligro a la hora de salir (de este lado del mundo) no es precisamente lo más novedoso, la verdad es que esas lacras que andan sueltas son peores que el virus - es increíble cómo el estado puso de inmediato policías en varios puntos estratégicos para controlar que se cumpla la cuarentena pero nunca se hizo algo así para intentar cuidar al ciudadano de los delincuentes que andan sueltos por las calles y se han llevado montones de vidas - ni hablar de que con toda esta mierda del Coronavirus están soltando a un montón de convictos con cargos graves, eso me enoja. Hace unas semanas atrás, un médico se puso a contarme varias teorías conspirativas que sostiene, algunas ya las había leído anteriormente – no voy a ponerme a desarrollar cada una de ellas porque me estuvo hablando como una hora, simplemente diré que me volví bastante abierta a la hora de escuchar o leer lo que cree la gente sobre todo este asunto – no es que ponga en duda la existencia del virus ni que vaya a tirar los barbijos a la basura, pero creo que hay muchos sin sentidos y ya es hora de organizar la cuarentena de una forma diferente, aparte doy por hecho que hay muchas cosas que no sabemos con certeza así que lo mejor es mantener la mente abierta - después de todo, es evidente que el gobierno chino sigue ocultando información, que los canales de noticias argentinos están mostrando imágenes de otros países como si fueran tomas hechas acá, y que la OMS se contradice sola (y no es porque descubran cosas nuevas y los datos se actualicen, transmiten recomendaciones contradictorias en simultaneo). Les recomiendo leer "Las 20 reglas del Covid-19" escritas por la española Cristina Wargon, una lista irónica sobre ciertos mandamientos oficiales que circulan.
En fin, la cuestión es que comencé a moverme un poco más. En marzo, cuando recién iniciaba la cuarentena, había suspendido un turno que tenía con la peluquera. Mi peluquera jamás dejó de trabajar porque su familia carga con problemas económicos desde hace tiempo, pero lo cierto es que su actividad no fue considerada “esencial” ni permitida por el gobierno. El año pasado perdió su local por un incendio, así que desde entonces trabaja en las casas de sus clientes – en definitiva, el protocolo para abrir una peluquería indica trabajar con una sola persona a la vez, y eso es algo que ella hace desde hace tiempo, ahora sumó el uso de barbijos y sanitizantes. Pero yo al comienzo tenía la ilusión de encerrarme en una burbuja, así que cancelé la cita sin dudar. Este mes, ya estando más calmada, aproveché el anuncio sobre que se permitirían más actividades para pedir un nuevo turno. En un primer momento se dijo que incluirían peluquerías, pero finalmente decidieron dejar esa actividad fuera de lista (y las novedades que aceptaron duraron tres días porque, según el gobierno, repercutieron negativamente... claro, cómo si los efectos de aligerar la cuarentena se pudieran ver en tan poco tiempo, duh) - no me importó y decidí no cancelar. En el transcurso de estos meses, me cansé de mantener el cabello rosa usando shampoo matizador una vez a la semana, nunca fui muy paciente a la hora de cuidar los colores fantasía – aparte, por la fuerte decoloración, se convirtió en un pelo que se enredaba con demasiada facilidad y que retenía demasiado tiempo la humedad después de una lavada. Así que tijeretazo y fin de la lucha, igual fue lindo mientras duró. Googleé cabello corto, elegí el nuevo look y mi habilidosa peluquera se encargó del trabajo. No solo le pedí corte, también teñirme de negro (mi caballo es originalmente castaño). Quedé muy conforme con el resultado. Mi peluquera dice que le recuerdo a Mathilda (de la película “Léon”), mi mamá a Amelie (de la película con el mismo nombre) y mi hermana a Bruno (del manganime “JoJo's Bizarre”) – todas tienen un personaje para mí.

Una tiktoker famosa necesita mantenerse bella, después de todo. Como podrán notar en los créditos del video, me cree una cuenta de TikTok, pueden encontrarme como @venecia_lamperouge. Comencé a interesarme en esta red social el verano pasado, pero como estaba preparando exámenes finales (que por cierto, se cancelaron y me cago olvidando todo lo que estudié), decidí esperar a tener algo más de tiempo libre - cosa que con esto de la cuarentena hay de sobra, así que finalmente incursioné por esos lares. Se pueden encontrar montones de videos, los hay adorables, graciosos y geniales (algunos están super producidos). Mis tiktokers favoritas son @nintendo.grl, @huronarolera y @lyndaparra.
Muchos vendedores se animaron a reactivar el servicio de paquetería, así que soy feliz comprando cositas online otra vez, gustosa de aportar mi granito de arena en la reactivación de la economía (?). Recuperé un tesoro perdido de mi infancia, la muñeca Barbie Sparkle Eyes ✧O✧! - la conseguí en su respectiva caja, jamás fue abierta.

El otro día fui de compras al supermercado Jumbo. En la entrada me tomaron la temperatura y pensé que no me iban a dejar entrar porque marcó 37.2, muchas veces mi temperatura ronda los 37 (no es nada nuevo), ¿a alguien más le pasa? No es que fuera mi primera vez en salir de casa desde que comenzó la cuarentena, pero si el lugar más atractivo que he pisado en los últimos tiempos, así que se sintió como una gran aventura (poco más me pongo a cantar "¡Libre soy!, ¡libre soy!, no puedo ocultarlo más~♪"). Allí compré, entre otras cosas, una carpeta de gatito super adorable y hojas blancas, ya que tengo planes de volver a dibujar (hace añares que no lo hago). Estrené barbijo de “Sailor Moon”, una producción de Block Sheep (tengo otro de “Gudetama” que aún no uso) - a la cajera le encantó, ¿habrá sido una moonie? Camino de regreso a casa, mi mamá se detuvo a comprar en su carnicería de preferencia y esperando en el auto decidí hacer unas filmaciones para tener un registro de la vida en plena pandemia, pero al final un gato le robó el protagonismo a los transeúntes, jaja - tengo varios videos del michi, he aquí un fragmento de cuando recién apareció - Luna, is that you?

En cuanto a mi trabajo, continúo dando clases de forma virtual. Nos pidieron dejar de armar tareas de forma individual, ahora trabajo en conjunto con otras dos profesoras que dan mi misma materia al mismo nivel. Nos repartimos los temas del segundo trimestre, yo elegí preparar las tareas sobre el género policial y la parodia. Después de un día organizando el material y ponernos de acuerdo por WhatsApp, una de mis compañeras dijo que se sentía a gusto trabajando con nosotras y que era como si nos conociera desde hace años, un amor. Por cierto, un ex-alumno mío tiene un conocido que hace ilustraciones a pedido y le encargó que me dibujara como una sailor senshi, encantadora sorpresa~

Esta entrada fue publicada en Indumentaria, Merchandise, Mis fotos, Videos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 Responses to ☾ Moon Pride’s Song ☽

  1. Tosy dijo:

    Hola! ¡Qué bonito tu blog! *.*
    Vi que me habías comentado en una de mis publicaciones, así que pasé de visita. Gracias por pasar por el mío!
    Comparto tu perspectiva respecto a la pandemia, está muy peligroso salir a comprar por el tema de los robos (es común que te roben alguna bolsa de fruta al salir de la feria), también el tema de que mucha gente no puede trabajar desde su casa y tiene que exponerse diariamente al virus, es terrible.
    El peinado te quedó bonito, me recuerda a Amelie.
    Me encantó la mascarilla de sailor moon y la ilustración.
    Saludos!!

    • Venecia Lamperouge dijo:

      ¡Bienvenida!, Vanna me ha hablado mucho de vos, es un gusto tenerte por aquí~

      Antes de que comenzara todo este lío con el virus, estaba sintiéndome algo deprimida por no poder salir de mi casa en paz. En ese entonces estaba haciendo maratón del anime "Love Live! Sunshine!" y envidié ver a los personajes moviéndose alegremente por aquel precioso pueblito costero. Es decir, no hacía falta un virus suelto para sentir peligro a la hora de salir de casa, eso no es nada nuevo por estos lares, es un problema de años.

      Me parece que a nuestro gobierno esto del virus le vino fenomenal como tapadera de cagadas. La vicepresidenta debería estar tras las rejas, pero se anda liberando de varios juicios. Por otro lado, es verdad que actualmente la economía de todo el mundo está sufriendo, pero en mi país es una cuestión que va a pique desde hace añares... Sin el virus, igual no hubieran podido hacer nada para evitar que la moneda se siga devaluando, pero ahora pueden "ocultar" que son una manga de ladrones e incompetentes bajo la excusa de la pandemia. A ver si se ponen a aplanar la curva de la delincuencia y el dólar de una buena vez.

      Debería ver "Amelie", la ubico porque es uno de los films preferidos de un amigo, pero nunca le di una oportunidad, quizás me guste.

      • Tosy dijo:

        Oh, te agradezco mucho la bienvenida! ^^
        Te entiendo muy bien con respecto a la inseguridad respecto a salir de casa antes que ocurriera lo de la pandemia.
        El gobierno de mi país es parecido, veníamos de un "estallido social" que repercutiría de nuevo en marzo y vino la pandemia. Es triste que gran parte de Latinoámerica va de mal en peor con sus gobernantes.
        Y sí, dale una oportunidad a Amelie!

        • Venecia Lamperouge dijo:

          Ya vi "Amelie", no me terminó de convencer (lo comento por acá porque, considerando que no me encantó, no tengo planes de dedicarle algún artículo). Tiene sus buenos momentos, pero otros me dieron cringe.

          • Tosy dijo:

            Entiendo, a mí tampoco me encantó,. Pero considero muy rescatable su música y algunos momentos como dices, ojalá hubieran agregado más.

  2. Vanna dijo:

    Coincido en que debes ver Amelie, es genial =D Especialmente su música.
    Qué buena onda tu ex-alumno que te encargó un dibujo =)

    • Venecia Lamperouge dijo:

      Pensé que ya no me querías *suena musiquita triste de violín*. Hace mucho que no te veía comentar, por eso te robé a tu Tosy (?).

      Ya la puse a descargar, así que en cualquier momento la veo.

      ¡Si!, es el mismo que años atrás me obsequió un perrito hecho en croché. Cada tanto se comunica conmigo mediante Facebook.

      • Vanna dijo:

        Awww :') Sorry, estoy un poco perdida con los blogs. De hecho no se muy bien que hacer con el mio, quiero darle una nueva utilidad que sea exclusiva del blog y no una copia de lo mismo que escribo en mis otras cuentas/en mi journal de papel, pero aún no se me ocurre bien cual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *