Bye Bye Song


~Fuck You~
Look inside, look inside your tiny mind, your point of view is medieval
Fuck you, fuck you very, very much
Do you get a little kick out of being small-minded?
It’s approval you’re after, well, that’s not how you find it

Estado: Floja
Música que escucho: Smile (Lily Allen)
Download: Wotaku ni Koi wa Muzukashii (cap2)

Imaginaba que llegaría este día, más temprano que tarde. Este será mi último post dedicado a “TPC coleccionismo”, una despedida. Lamentablemente casi todo lo bueno también tiene su lado malo. Sobretodo cuando hay relaciones entre personas involucradas, surgen diferentes opiniones y complicaciones, y lo que bien comienza mal acaba.
Toda sociedad necesita normas de convivencia, un reglamento, para que todo no se vuelva un caos. Apoyo que siempre se necesitan algunas reglas de juego, sin embargo hay reglamentos que terminan resultándome agobiantes. Tengan en cuenta que no me banco un foro de rol con un reglamento bíblico porque siento que limitan mi creatividad (yo misma fui administradora de foros alguna vez y nunca sentí la necesidad de limitar tanto a los usuarios, así que desde mi propia experiencia no los entiendo) y que no me gusta del todo Facebook porque tiene ciertas reglas molestas que otras redes sociales no tienen (sigo allí porque es la red social más popular y dejándola perdería contacto con mucha gente). Es una cuestión personal claro está, cada quien encuentra su lugar en el mundo, un lugar donde se sienta cómodo, y evidentemente TPC no era el mío.
Comienzo con la regla más absurda. Supongamos, mi best friend y yo somos miembros del grupo. Mi amistad a cierta hora está en el trabajo, yo estoy libre y cuando me conecto veo que venden algo que es de interés suyo, así que comento “My” para quedarme con el objeto en cuestión y dárselo (ya sea que pretenda regalárselo o pedirle que me dé el dinero, eso es indiferente). Si yo siempre compré mercha de “Beauty and The Beast” y de pronto compro algo de “Brave”, y saben que mi amiga colecciona cosas de “Brave”, pueden reclamarme porque puse “My” para que se lo quede otro miembro y la compra queda anulada. Esta regla, me parece que no tiene sentido y si alguien la infringe no es comprobable. Yo he comprado regalos para mi hermana y mi mamá, ahí si es legal porque no son miembros, por qué debería ser diferente si lo son. Por otro lado, que hasta entonces haya comprado cosas de “Beauty and The Beast” no necesariamente significa que jamás me voy a copar con un artículo de otra película de Disney, quizás un día se me cante comprar una muñeca de Mérida porque me parece especialmente fabulosa. Yo no soy coleccionista de “Aladdin”, no es una de mis películas de Disney favoritas, y sin embargo un día compré un perfume con forma de lámpara mágica porque me encantó. Una vez se pusieron a discutir sobre esta regla y di mi opinión, una administradora me respondió en modo “Lo sabemos todo y siempre nos damos cuenta cuando myan para alguien más”, lo más gracioso del episodio fue que aparecieron un par de personas comentando “No sabía que existía esta regla, yo en el pasado myé para mi novio/mejor amiga, perdón”, dejando en evidencia que realmente es una regla inútil porque es muy difícil que te pesquen en el acto, así que simplemente es cuestión de no confesarlo y si reclaman fingir inocencia.
Otra regla que me parece cuestionable es que está prohibida la venta por mensaje privado. Resulta que una vez una vendedora subió una foto trailer de varios productos que pondría a la venta. En cierto horario comenzó a subir artículo por artículo, cada uno en un post individual con precio y descripción en detalles. La gente notó que faltaba un producto, se descubrió que un miembro del grupo se había comunicado por mensaje privado con la vendedora para pedir la reserva. La gente que tenía interés en ese artículo estaba indignadísima, y la administración actuó enseguida sacando del grupo a las dos infractoras. Me pareció injusto, si esa vendedora finalmente decidió vender el producto a esa chica, en vez de armar una competencia para ver quién se lo quedaba, estaba en todo su derecho por ser dueña de la mercancía. De hecho, la vendedora parecía bastante descolocada cuando la mandaron a quemar en la hoguera solo por eso, claramente no sabía que estaba obrando mal cuando lo hizo. Cuando una vendedora sube una foto adelantando qué productos pondrá a la venta y finalmente decide quedarse con alguno para ella misma, ahí todos lo aceptan sin armar un escándalo, a pesar de que es prácticamente lo mismo, el que tenía interés en ese objeto perdió la oportunidad. Supongo que el problema radica en la competencia, que se les sube a la cabeza.
La tercera regla que mencionaré no pienso que esté del todo mal, pero creo que en algunos casos tendrían que tener contemplaciones. El “My” es compromiso de compra, bien. Entiendo que uno no puede estar myando a lo loco si no sabe si va a llegar con el dinero o si no sabe si va a poder retirar los productos. Uno está reservando, muchas veces es un producto único que otras personas también querían, le quitamos la oportunidad a alguien más, y el vendedor estima cuánto dinero va a ganar de sus ventas ese día. Hay gente que es exagerada y, porque el día de la reunión caen dos gotas de lluvia, a último momento avisan que no se van a presentar, lo cual veo mal. Sin embargo vi un par de casos que me dieron mucha lástima y ganaron todo mi apoyo, personas que perdieron el trabajo de forma inesperada y tuvieron que cancelar sus compras por esa razón. Como si perder el laburo no fuera lo suficientemente malo, se tuvieron que ganar tomatazos en el grupo. A una, varios miembros la defendieron porque siempre había sido una compradora reconocida y respetable, por antecedentes era obvio que no estaba mintiendo, sin embargo la administración no se ablandó. Si la persona perdió su trabajo, obviamente no va a estar gastando sus ahorros en juguetes, hay prioridades en la vida, necesidades básicas se les llama. Qué poco tacto y compadraje. Yo entiendo que el vendedor en ese caso pierde algo de ganancia ese día, pero en definitiva no pierde el producto y puede volver a ponerlo en venta. Cabe aclarar que la gran mayoría de los vendedores ofrecen artículos que ya tienen en stock, lo entendería si fueran cosas que se trajeron de afuera especialmente por pedido, porque ahí implica un gasto no inicialmente planeado.
Paso a mi caso particular, que surgió del “My” como compromiso de compra. Resulta que entre las cosas que había myado para abril, me quedaron tres pendientes. Había una cartuchera, la vendedora se la olvidó en la casa. Una Sky Dancer, el vendedor original no pudo ir, mandó a un amigo que tuvo que irse temprano por trabajo, cuando yo estaba llegando él se iba. Y un llaverito, cuando uno pone “My” el vendedor debe confirmar pero ella no lo hizo (según aclaró más tarde, porque tenía bloqueada la cuenta de Facebook) y por eso cuando no la encontré en la fest no recaí demasiado en el asunto… La vendedora del llavero me escribió días después preguntándome si asistiría a la fest de mayo, para entregármelo. Le dije que en mayo no iría, tengo demasiados eventos este mes y además no andaba myando nada porque me metí a pagar unas preordenes costosas, pero que podíamos arreglar para junio o julio. Al comienzo todo tranquilo, parecía que lo había aceptado sin drama. Sin embargo, una noche me escribió como… desesperada por vender el llavero, me pidió que mandara a alguien al evento de mayo para que retirara por mí, porque ella en junio o julio no podría presentarse (a saber cómo sabía eso de antemano, sospecho que si irá pero tenía ganas de fastidiar apurándome). La verdad me pareció demasiado lío por un llavero, no sabía a quién pedirle el favor, en realidad no me parecía apropiado molestar a alguien por tal pavada, digo, ¿acaso debía pedirle a un pariente mío que fuera hasta allá y pagara entrada solo por un llaverito? Le dije que no podía mandar a nadie, entonces me dijo que se lo dejaría a alguien para que me lo entregara en junio o julio, pero que quería el pago adelantado por Mercado Libre. Le dije que aceptaba, pero que pidiera intervención de una administradora, porque quería estar segura de que me lo iban a entregar y quería posibilidad de reclamo si no (ya que estábamos hablando de algo que myé para abril, y según sus benditas reglas hay pocos días para reclamar… si ella me iba a estar apretando con esas putas reglas, yo también podía hacerlo). Se ofendió por mi desconfianza y me dijo que el no encontrarnos fue exclusivamente mi culpa. Por un momento me preocupó que me denunciara en el grupo y me expulsaran, así que dije basta de drama, le pedí el link para realizar el pago porque la verdad ya me estaba hartando y me parecía que valía más el tiempo que perdíamos discutiendo que el llaverito de mierda. Le dije que lo iba a pagar pero que no lo iba a retirar, porque no quería un objeto que me recordara todo el mal episodio. Di click a “comprar”, pero a la hora de calificarla para que le den el dinero dudé… Decidí hablarlo con una administradora. La administradora me respondió que la vendedora ya se había quejado de mi porque la traté mal, y que debía pagarle. Le dije que lo haría solo para seguir en TPC… “Tenéle paciencia, solo así podrás seguir perteneciendo al grupo”, dijo el angelito de mi conciencia / “Mandála a la mierda, no la podés dejar salirse con la suya, no hay nada más importante que tu orgullo”, dijo el diablito… y terminó ganando. La verdad no soporto que se dirijan a mí con tonito de “manda más”.

A último momento la bronca me consumió y en vez de calificarla positivo usé la opción “No retiré el producto, quiero mi dinero de regreso”. Y me salí del grupo sola, antes de que ella se quejara y me volaran, no les iba a dar ese gusto. Ella estuvo protegida por la regla del compromiso de compra, en cambio yo como compradora me tenía que joder, no importaba si me resultó chocante su forma de reclamarme, tampoco contaba el hecho de que ella no me buscó, el no encontrarnos fue solamente culpa mía. No quería pagar por algo que al final no compraría, pagarle hubiera sido darle la razón, dejarla ganar, preferí salir de TPC antes que dejarla salirse con la suya. Yo nunca me quejé de mis vendedores ante la administración, si no me entregaban algo esperaba a concretar la compra en otra oportunidad y listo. Y conocí vendedores con más clase que esta minita, por ejemplo había myado unas medias de “Sailor Moon” pero no encontraba al vendedor en cuestión por ningún lado, casualmente había un stand donde vendían el mismo modelo y como llegaba la hora de irme terminé comprándolas ahí; cuando el vendedor se comunicó conmigo yo ya estaba en viaje y le comenté que había conseguido ese mismo par, le pregunté si podía dejar la compra sin efecto y aclaré que si no arreglábamos para concretar la compra en una fest futura (las medias nunca están de más, en definitiva, y no me molestaba tener dos pares iguales); el vendedor me respondió muy amablemente diciendo que si las había conseguido no había problema, lo dejaba sin efecto. Mientras que esta otra vendedora armó alto escándalo solo por un llaverito de porquería, gran valor, seguramente porque no le pagué se quedó en la calle porque no pudo pagar el rancho, pobrecita, qué mala persona soy. La verdad el valor no era nada, pensé pagarlo solo para seguir en TPC, no pagarle fue una cuestión de orgullo, me terminó reventando la venita.
Es como si llamara a un local preguntando por x producto y les dijera que mañana paso a buscarlo… pero luego llegara allá y la vendedora no me agradara. Estoy en mi derecho de no concretar la compra, y en definitiva no es que me voy a quedar con el producto sin pagarlo. Así que me voy, ella se queda con lo suyo (para venderlo a alguien más) y yo no gasto mi dinero en una tienda cuya atención no me agradó. En TPC, es como si de pronto apareciera un policía y dijera: Ah no, le dijiste que ibas a venir a comprarle eso así que ahora te lo llevas, no importa si la Fulana te pareció una pesada. Si fui al negocio y pregunté por el producto fue porque lo quería, obviamente. Pero si yo entro a un negocio y la vendedora me parece insoportable, me da bronca y lo voy a comprar a otro lado. Incluso en Mercado Libre uno puede hacer click a “comprar” pero si pasa algo en el proceso decir “Ya no quiero el producto”, y se termina la historia sin tanto drama.
Defendí a más de una persona que volaron, porque me pareció que no se lo merecían, pero obviamente la opinión del pueblo no cuenta. Bueno, como dice el dicho, si vas a Roma haz como los romanos, así que en un momento dejé de defender gente porque era al pepe. Sin embargo, más de una vez me pasó pensar sobre mi misma: ¿Voy a meter la pata? Siempre sospeché que iba a terminar fuera del grupo. Tengo vendedores de confianza desde hace años en Facebook (que me traen cosas del exterior sin siquiera pedirme seña, inclusive, porque ya saben que no les fallo) y reputación perfecta en Mercado Libre, no creo ser una compradora tan terrible como para tener que vivir pensando así. Me parece que deja de ser divertido cuando se vuelve una presión, de hecho pensé si me arrepentiría al hacer esto pero por el contrario me sentí liberada.
Cuando califiqué negativamente a la vendedora, la administradora se contactó conmigo toda amenazante. Uy uy, la administradora, me muero de miedo. Me dijo que había visto que cancelé la compra y califiqué negativo, que no retirar la compra significaba la expulsión del grupo. Le respondí, “¡Culpable! Si lo cancelé. Y me salí de grupo antes de hacerlo, así que ya no hay amenaza alguna que me afecte (…) En fin, fue lindo mientras duró, pero todo termina algún día, suerte gente. No es como si no fuera a poder comprar nunca más por salirme del grupo… “. Me dijo que yo debía estar en grupos sin reglas donde se la pasan cagando gente, que ahí estaría bien, y me bloqueó. A las administradoras de este grupo les encanta remarcar lo mierda que son los otros grupos de venta, vi que lo hacen cada vez que expulsan a alguien, no les gusta aceptar que son perfectamente reemplazables y que uno puede comprar por otros medios menos dramáticos. La verdad cortar con sus amenazas se sintió fenomenal, justo Youtube tiró aleatoriamente el tema “Fuck You” de Lily Allen, como si supiera mi estado de ánimo del momento, y me puse a cantar pensando en la indignación de esas dos.

La administración hizo que la comunidad perdiera una buena compradora, a causa de un llaverito de mierda de una mina miserable que dice que no va a volver a pisar una fest a saber en cuanto tiempo, una compradora que apoyaba pagando entrada aún en la época que el pago era a voluntad y mucha gente pasaba gratis. Siempre me presenté con la mejor buena onda y me llevé bien con mis vendedores, hasta que apareció la doña del llavero para montar alto escándalo por nada.
En fin, entré al grupo deseando conseguir ciertos juguetes perdidos de mi niñez y afortunadamente recuperé un 98%, así que saqué buen provecho. Para comprar merchandise nuevo tengo muchos medios, así que salir del grupo a esta altura no significa tanto. De hecho varios negocios que están en TPC y trabajan por encargo los sigo aparte, incluso los conocí mucho antes de que comenzaran a vender por esos lares. Lo único bueno que perdí fue el tener un punto de encuentro en común, pero bueno, siempre tendré al correo para cuando se me complica retirar algo. No desmerezco el tiempo que pasé en el grupo, porque pese a la salida fatal, lo que me queda es lo positivo: Todas las cositas bellas que compré y la gente linda que conocí. Hay gente que recientemente me quiso etiquetar en unas publicaciones y notó que no podía, se comunicó conmigo preguntando por el asunto y me pasó links de sus sitios dedicados a la venta de juguetes, esperando seguir manteniendo el contacto.
Por esto, mis lectores, no me volverán a leer escribiendo sobre las reuniones. Sin embargo, pese a mi crítica del día, aún les recomiendo unirse a este grupo. Es una cuestión de suerte, quizás no les toque lidiar con ningún vendedor insoportable, y si algún día pasa nadie les quita los bailado.


Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 2 comentarios