Singing in Zombie Land~♪


~Adabana Necromancy~
I want to fulfill my dream even if I die
No, dreams can be fulfilled even if they die
Is it despair? Or is it hope?
Getting over the harsh fate and keep going even if you don’t have a pulse
That is because it’s our saga

Estado: relajada
Música que escucho: Friends (Chihiro Yonekura)
Download: Gotham (cap5x1)

Hoy les traigo artículo sobre animes que he visto en los últimos tiempos, en mayoría recomendaciones, aunque tristemente también incluyo una tremenda decepción.
La primera recomendación del día es “Wotaku ni Koi wa Muzukashii” (El amor es difícil para un otaku), creación de Fujita que nació como manga online dentro del portal Pixiv (página japonesa que reúne a muchos artistas fenomenales, si no tienen cuenta les recomiendo crear una, hago visitas con frecuencia en búsqueda de fanarts), y se animó en un total de once episodios más un OVA. La historia nos presenta a Narumi Momose, una otaku de closet cuyas relaciones amorosas siempre terminan fallando. Un día comienza a trabajar en la misma oficina que un amigo de la infancia, Hirotaka Nifuji, un otaku que la conoce mejor que nadie y la comprende, enamorado de ella desde hace tiempo, aprovecha toda esa desilusión amorosa para venderse como el novio perfecto para la dama friki. Divertida comedia romántica, a lo largo de sus capítulos se presentan tres parejas diferentes, relacionadas estrechamente una con la otra. Si están muy metidos en el mundillo del manga, el anime, los videojuegos otome/RPG y el coleccionismo, seguramente lograran identificarse con los personajes en más de una escena. En mayor o menor medida me vi reflejada en varios personajes, pero diría que me identifiqué más frecuentemente con Narumi, por su fangirleo nostálgico de moonie, sus ganancias quemadas en juegos otome, su angustia cuando muere un personaje favorito, su gusto por el estilo cute, sus fangirleos por Hanako Koyanagi, su emoción por las convenciones y el cosplay.


Las parejas canon me agradan, pero aún así confieso que en el lugar de Narumi elegiría a Hanako (?). Hanako Koyanagi es la nueva mejor amiga de Narumi, hermosa, fuerte y apasionada, fanática del yaoi y crossplayer… Cuando en el primer episodio la vi vestida como Masamune Date de “Sengoku Basara” fue un flechazo, imaginé que estaba conociendo a mi alma gemela, nueva waifu que me causaría constantes ataques fagirleros toda la temporada.


El siguiente título a recomendar comenzó a lucirse desde su original campaña promocional. Viendo los trailers, supimos que se venía una serie con zombies, lo más natural era imaginarse un anime sobre sobrevivencia en un mundo apocalíptico. Un clásico que no deja de ser interesante, claro está, sin embargo no está nada mal refrescarse con un giro de tuerca original y fumado. “Zombie Land Saga” es un anime creado por Cygames, Avex Pictures y MAPPA, que yendo en contra de aquella teoría, resultó tratarse de una comedia musical muy particular. Muy bueno el jueguito engañoso logrado con los videos promocionales, iniciamos bien, causó un atrapante efecto sorpresa. La historia comienza en abril del año 2008, cuando Sakura Minamoto, una colegiala aspirante a convertirse en idol, fallece al ser embestida por un camión. Despierta con amnesia, dentro de una vieja casona, pronto se ve perseguida por muertas vivientes. Más no tarda en descubrir que ella también es una zombie, reanimada en el año 2018 para cumplir su sueño: Convertirse en una idol. Un excéntrico hombre llamado Kotaro Tatsumi se presenta como su productor y le encarga salvar a la prefectura de Saga con su música, dándole a conocer a las otras chicas zombie que serán sus compañeras de banda. Cuando probé el primer episodio me quedé en modo “¿Pero qué carajos acabo de ver?”, lo cual en mi generalmente se traduce como una buena primera impresión, a la semana estaba descargando el siguiente capítulo con mucha curiosidad. A lo largo de doce episodios, vamos conociendo mejor a las chicas zombie, personalidades, pasado y porvenir. Nos preguntamos quién es exactamente Tatsumi y cual es su razón para llevar a cabo este proyecto. Es una serie que me dio muchos feels, reí, lloré, me emocioné, amé a cada uno de sus personajes. Se recrean varios estilos musicales, las canciones son realmente espectaculares: el jodido “Rap Battle“, el apasionado “Tokkou Dance“, el emotivo “To My Dearest“, por mencionar algunas (dejo videos, advertencia de spoilers).
Todos los personajes me fascinan, pero para no extenderme demasiado, me limitaré a agregar que Saki Nikaido es mi favorita, es la chica cool del grupo, divertida y rebelde, motociclista ex líder pandillera y actual líder de las idols zombie, su querido Tamagotchi vive en su memoria. Si quieren conocerla mejor, deben ver la serie.


¡Miren, “Sengoku Basara” volvió en forma de anime escolar! A los japoneses les encanta agarrar samurais, titanes, detectives, lo que sea, y convertirlos en escolares. “Gakuen Basara” (Academia Basara) es un spin-off de doce episodios que reimagina a los guerreros del videojuego original en la época moderna, vemos a Masamune Date, Yukimura Sanada, Nobunaga Oda, y muchos otros personajes, ahora como estudiantes y docentes. Esta es una recomendación para conocedores de la franquicia, no solamente del anime lanzado en 2009/2010, lo ideal sería también haberse metido con los videojuegos, para reconocer mayor cantidad de personajes. Después de todo se trata de una parodia, si empiezan por acá se les escapan todas las referencias. Material que todo fan de Basara sabrá apreciar, está entretenido. Mitsuhide Akechi como enfermero sádico se ve tan sensual, no me juzguen. Extrañamente me sentí identificada por primera vez con la actitud arisca (no me jodan) de Motonari Mori, creo que me estoy volviendo una amargada (?). El final me hizo lolear demasiado.


En la época que no tenía una conexión decente a Internet, solía sobreexplotar la televisión más que la computadora; uno de mis canales predilectos fue Locomotion, allá hacia finales de los años 90 – principios de los 2000, veinticuatro horas diarias dedicadas a transmitir animación pensada para el público adulto, el anime en idioma original con subtitulos abundaba. “Senkaiden Houshin Engi” (Soul Hunter), creación de Ryū Fujisaki basada en la novela china “Fengshen Yanyi”, fue una de mis series preferidas. Esta obra nos muestra una China en decadencia, cuando So Dakki, seductora, manipuladora y despiadada emperatriz, hace sucumbir a la población en una oscura era regida por la pobreza y la muerte. Taikoubou, nuestro carismático protagonista, comienza un viaje en busca de aliados que sirvan de ayuda a la hora de hacer frente a la poderosa gobernadora.
Dieciocho años después de la primera emisión, se dio luz verde para producir un remake, ¡me agarró un fuerte ataque fangirlero nostálgico! Extrañaba a Taikoubou y compañía, y me entusiasmaba la idea de ahora poder ver una adaptación más fiel al manga. Allá hace tiempo, solamente había conseguido unos pocos scans en japonés, sin traducción. En ese entonces era consciente de que el manga aún estaba en proceso y que el anime había cerrado con un final alternativo. Descubrí que existían personajes que no llegaron a animarse, como Gyokutei Shinjin, quien más deseaba conocer por ser el maestro de Youzen (mi personaje más querido).
El nuevo anime “Hakyuu Houshin Engi” me parece apreciable, pese a no ser perfecto. En tan solo veintitrés episodios se intentó contar demasiado, lleva un ritmo acelerado y por momentos hasta confuso. Al parecer no tenían presupuesto, ni pintaba como un éxito asegurado, como para plantearse hacer más cantidad de capítulos. Aún así lo disfruté, mis predicciones sobre que me gustaría Gyokutei se cumplieron. Cuando uno crece hay gustos que cambian (hay animes que hace mucho me gustaron y ahora no los paso), Houshin Engi resultó ser uno de mis amores eternos, su historia y sus personajes lograron conquistarme una vez más. Algún día me haré un tiempito para leer el manga como corresponde, volví a buscar y lo conseguí completo traducido al inglés. Tenemos una historia bien cargada de acción y drama, escenas cruentas y emotivas.
Mi mayor adoración de la serie sigue siendo Youzen, un youkai que tiene la habilidad de transformarse en lo que guste, oculta su verdadera apariencia tomando una forma humana, su mayor miedo es el rechazo. Destaco también a Gyokutei Shinjin, el protector y dulce maestro que lo complementa de forma adorable; Fugen Shinjin, el hermoso angelito pacifista que busca persuadir al enemigo con palabras intentando evitar el enfrentamiento físico, pero que si no logra llegar a un acuerdo hace volar todo con una fusión nuclear; y So Dakki, la egocéntrica y sensual emperatriz, es una de las villanas más interesantes de todos los tiempos.
La ausencia de Raishinshi es lamentable, en el viejo anime es importante compañero de viaje del protagonista, mientras que en el nuevo anime su participación se reduce a una fracción de segundo, ¡cómo pudieron quitarle espacio a truenitos!, mejor hubieran prescindido de las tres viejas feas.



Sobre la banda sonara, la vieja serie cuenta con un opening, “Will“, y un ending, “Friends“, ambos temas compuetos e interpretados por Chihiro Yonekura, dos temas sensacionales que jamás me canso de escuchar, siempre me provocaron un sentimiento muy especial. En cambio, los nuevos openings “Keep the Heat and Fire Yourself Up” y “Theasure in Your Hands” de Fear me parecen espantosos.


En el año 2016 recomendé muchísimo “Amanchu!“, la obra de Kozue Amano sobre las buceadoras acarameladas. Recientemente salió una segunda temporada que nos trajo doce episodios más, “Amanchu!: Advance“, o debería decir “cómo destruir una buena serie con una sola línea”. Ooki Futaba y Hikari Kohinata fueron desarrollando una relación con claros tintes románticos, la segunda temporada directamente comenzó a parecer una serie shoujo ai canon. Rival amorosa a la vista, hace aparición una tal Kokoro, quien acaparando a Hikari despierta fuertes celos en Ooki. Hay un episodio en el que Ooki jura que no perderá contra aquella que desea quitarle a su adorada, y cierra con una escena al puro estilo cuento de hadas donde Ooki y Hikari bailan vestidas como príncipe y princesa. Kokoro no me agradó desde el principio, sin embargo pensé que después de todo estaba siendo un personaje útil, sirviendo como combustible para mi ship, no imaginé que su existencia provocaría un hundimiento catastrófico. Se termina descubriendo que Kokoro en realidad es un hombre, y Ooki de pronto sale con un discursito mata pasiones: Mi amor no es igual al que siente un hombre por una mujer, mis celos son por amistad nada más, ahora que sé que es un trap tienen que casarse porque es lo que corresponde (es adaptación fiel al manga, confirmado). El queerbaiting es pura basura, la verdad no entiendo para qué venden una pareja durante veinticuatro putos capítulos (más un OVA), ¡veinticuatro!, para luego en el anteúltimo episodio salir con ese mensajito de mierda. No solamente se rompe una imagen de pareja que se estuvo vendiendo durante años, la forma de hacerlo es un asco, directamente niega la existencia de lesbianas y bisexuales. Perdí tiempo valioso de mi vida viendo esta porquería, menos mal que no llegué a comprar merchandise.


Esta entrada fue publicada en Música, Series, Videos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Singing in Zombie Land~♪

  1. Sakuya Aikawa dijo:

    (。◕ ‿ ◕。)/ Hola, buenísima entrada he de decir que el primer anime lo tengo apuntado y espero verlo este año, pero los demás anime no los ubico para nada, pero el de zombie land tiene un arte hermoso me gusto mucho, quizá le llegue a dar oportunidad a estos anime que recomiendas, no entendí mucho lo de tu decepción pero lamento que lo hayas vivido XDDDDD

    Espero puedas pasarte por mi humilde espacio ♥

    穛 S4Ku SEK4i®

    • Venecia Lamperouge dijo:

      De esa serie en particular no dejé reseña ni perfil de personajes protagonistas porque era repetir información que ya había dado, este es el artículo que subí tras ver la primera temporada: http://nocturnal-romance.net/?p=10531
      Ooki y Hikari son dos personajes femeninos. Casi hasta el final, la serie parece un “shoujo ai”, es decir, una historia de amor entre mujeres. Kokoro es un nuevo personaje (presentado en la segunda temporada), como rival amoroso de Ooki. Durante varios episodios creen que Kokoro es mujer, recién al final descubren que en realidad es un hombre (por eso usé el término “trap”, que se usa para denominar a los personajes que parecen una mujer pero resultan ser hombres). Ooki parece estar enamorada de Hikari, y estar celosa de Kokoro porque la siente una amenaza… pero apenas descubre que es un hombre, deja de sentir rivalidad… ¿Por qué?, porque según ella lo suyo siempre fueron “celos de amiga”, nada más. Kokoro es hombre y siente lo que “un hombre siente por una mujer”, se pinta como si una chica no podría sentir atracción por alguien de su mismo género. El punto es, ¿por qué hacer un anime que parece súper gay para al final pintarlo como si fuera otra cosa?, es engañar al público y me parece una falta de respeto. A mi, la pareja Ooki + Hikari me gustaba muchísimo, por eso digo que hundieron mi “ship”. El “queerbaiting” es cuando en una obra se presentan constantemente situaciones que insinúan que dos personajes del mismo género son una potencial pareja (romántica), pero al final la idea de que puedan ser más que amigos se rechaza debido a su sexo, esas escenas acarameladitas quedan reducidas a fanservice o pura broma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *