Reptilian’s Song


~Gotta catch ‘em all~
I wanna be the very best, like no one ever was
Gotta catch ‘em all, I know it’s my destiny
Every challenge along the way, with courage I will face
I will battle every day, to claim my rightful place

Estado: Muy feliz (♥)
Música que escucho: Faded (Alan Walker)
Download: Gotham (cap4x1)

Bienvenidos, coleccionistas. En el presente artículo les traigo un descubrimiento maravilloso: “TPC coleccionismo“, un grupo de Facebook dedicado a la compra y venta de juguetes y otros artículos. El sistema es interesante, todos los usuarios son libres de subir fotografías del chiche que tengan para la venta, y el interesado más veloz lo proclama suyo escribiendo en comentarios “My”, comprometiéndose así a retirar el día de la juntada, que se realiza una vez al mes. Muchas veces es pura adrenalina, porque el producto no siempre se encuentra en grandes cantidades, así que si viste la publicación tarde a llorar al rincón. Mis primeros días como miembro los pasé como maniática obsesiva compulsiva, actualizando la página quichicientas veces continuas esperando que apareciera mi chiche ideal, para reclamarlo a la velocidad de la luz. Con el tiempo me calmé un poco, más que nada por una cuestión monetaria, llegó un punto que había gastado bastante y me puse el freno. Asistí por primera vez en este mes de septiembre, la feria adquiere un nuevo nombre cada vez, elegido por los votos de los usuarios. Este mes, el nombre ganador resultó ser (gracias a mi voto, inclusive): “Reptilianos Fest“.
Mi principal objetivo fue recuperar aquellas cosas que amé en mi infancia y perdí, puedo decir satisfactoriamente que lo he cumplido. Algunos juguetes de mi niñez los recuperé mediante este sitio de ventas, propiamente. Otros, no tuve la suerte de llegar a reservarlos a tiempo, sin embargo encontré información que no poseía sobre los mismos y así pude encontrarlos fácilmente en otros medios.
Jamás olvidaré mi primera compra en TPC, algo que busqué por años sin suerte, ¡una cartuchera pianito!, es del año 1989 y funciona perfectamente (como podrán apreciar en el video), con imagen de Batman y el Joker. En su respectiva foto, verán también una lapicera con puntas de diversos colores, otro artículo escolar de la niñez que esperaba recuperar.


Siendo pequeña tuve dos muñecas de la serie “Strawberry Shortcake” (Frutillita), mi favorita Lemon Meringue con vestido de novia. Les diré que esta es la tercera que tengo en mi vida. La primera noviecita me la robaron cuando estaba en Jardín de infantes, yo sabía quién era la ladrona porque oh casualidad el mismo día que la perdí cierta nena comenzó a pasearse con una, mi mamá lo habló con la madre, pero la muy mentirosa aseguró que se la había comprado. En fin, mi mamá no le discutió y solucionó el problema consiguiendome una nueva, no sé qué fue de ella con el paso de los años. En los últimos tiempos la había buscado numerosas veces en Mercado libre, sin suerte. Ahora la tengo de vuelta, gracias a TPC, única disponible.

Otro objeto que amé muchísimo en mi niñez fue un troll de pelo color rosa. En TPC suben muchos trolls, de colores y tamaños variados. El rosado sigue siendo uno de mis colores preferidos, y sumada la nostalgia, necesitaba comprar un troll pelirosa. El mío no tenía una piedrita en forma de corazón en la pancita, me encantó el detalle. Me hubiera gustado comprar también uno de cabello multicolor, pero lo vi tarde. En la fotografía donde podrán apreciarlo, verán también un precioso portamaquillaje que compré en “Todomoda“, donde últimamente andan lanzando muchos nuevos productos de los trolls, todo vuelve.

También tuve un osito de la línea “Care Bears“, específicamente a Tenderheart Bear. No conseguí el mismo modelo exactamente, pero necesitaba algunas figuras de los Cariñositos como reemplazo. No mismo modelo de figura pero si personaje, compré un Tenderheart Bear (conocido en Latinoamérica como Tiernosito). Había precio especial por llevar dos, y sumado a que son tan lindos no pude resistir la tentación de comprarle una amiguita, mi segunda elegida fue Cheer Bear (Alegrosita). En la foto donde pueden verse estos, también sale una alcancía muy bonita que compré en mismo lugar.

También quería volver a tener artículos de “My Little Pony“, con su clásico diseño ochentero-noventero. En mi niñez tuve un pony alado que amé muchísimo, por el momento no lo he visto en venta por ningún lado. Pero en TPC colgaron un modelo que me gustó especialmente, sin embargo no todo lo que por ahí se vende está en buen estado, tenía hongos internos imposibles de limpiar. Llamado “Baby North Star”, este pony lo deseé no por haberlo poseído en el pasado, sino porque debido a su color anaranjado y su cutie mark espacial me recordó a 707, el personaje de “Mystic Messenger” (?). Lo busqué en Mercado libre y lo encontré como nuevo. Mi padrino, al ver mi interés en este tipo de merchandise, me compró un par de ponies que encontró por ahí. El cepillo para el cabello del unicornio lo conseguí en “Todomoda“.

En una fiesta de cumpleaños de mi mejor amiga de la primaria, el pastel estaba decorado con unos ponies miniatura que me encantaron, cuerpo plástico y pelo sintético, eran de la línea “My Little Pony“. Mis padres me llevaron a recorrer jugueterías en busca de los tan deseados mini-ponies, no encontramos exactamente mismo modelo, pero increíblemente dimos con unos caballitos con una onda similar, aunque más esbeltos en figura. Cuando mi amiga se enteró de toda la búsqueda, me obsequió uno de los suyos. Con el paso del tiempo se perdieron, tristemente. Pasando a la actualidad, no sabía cómo buscarlos, ¿”Ponies miniatura”, “mini ponies”?, no tenía las palabras clave necesarias para encontrarlos. Gracias a la gente de TPC conseguí ese dato esencial, los pequeños ponies del pastel de cumpleaños eran de la línea “Petite Ponies” de Hasbro, en eBay están. Los otros eran de la línea “My Little Club” de Jocsa, casualmente vendieron uno en TPC, pero no logré ganarlo; sin embargo en Mercado libre encontré a una vendedora con un rico stock, y pude comprar un set con uno de los mini-ponies de mi infancia, el amarillito de cabello negro.


También tuve muchos chiches de Kinder, los huevos de chocolate con sorpresa. Soy adicta al chocolate, pero he de confesar que el sabor de esta marca nunca me gustó. Lo que sí, siempre me gustaron sus juguetes, más específicamente los muñequitos pintados a mano. Cuando era pequeña mi colección preferida fue la de Locodrilos, los cocodrilos escolares. Los guardaba en una bolsa junto a otros chiches miniatura de orígenes diversos, lo último que supe fue que mi hermana los agarró para jugar mientras yo me encontraba en el colegio, mi papá los guardó en la bolsa y no se vieron nunca más, mi teoría era que confundieron la bolsa con basura y la tiraron. Gracias a TPC, pude recuperarlos.
En TPC hay una mujer que consigue colecciones completas de Kinder y McDonald’s. Es sorprendente, uno le pide que está buscando de dichas marcas y lo consigue, en grandes cantidades para que no nos arranquemos los pelos. Plus, en perfecto estado, los juguetes de McDonald’s vienen en sus respectivas bolsitas originales, jamás fueron abiertos. Su secreto, ¡debe tener una máquina del tiempo! Esta señora me consiguió los tan anhelados cocodrilos. También le pedí la colección de Tiburibabas, los tiburones árabes, me enteré hace poco de su existencia y me enamoré. De la cajita feliz, compré muñecos de “Adventure Time de la colección 2016″, a Catrina de “The Book of Life” colección 2014, y a Helga G. Pataki de la colección Nickelodeon 2007. “Hey Arnold!” es una de mis caricaturas preferidas, hace poco en la tienda “By R.C” compré un buzo de Helga y Arnold.





Aparte compré artículos de papelería variados, unos stickers coreanos adorables, etiquetas de “Sailor Moon“, papel de carta de “My Melody” y de un leoncito que me recordó a uno de mis personajes de rol.

Andaba necesitando llavero nuevo, porque al que tenía se le perdió una pieza. En TPC vi dos llaveritos que me gustaron especialmente, dos “Betty Boop” con onda guerrillera.

En TPC no solamente venden juguetes de años pasados, también los hay muy actuales. Gracias a este sitio conocí a la preciosa colección de muñecas “L.O.L Surprise“. Esferitas con varias capas de sorpresas, cada una incluye muñequita, vestuario, zapatos, accesorios, stickers y un folleto para ir marcando los modelos conseguidos. Una chica fue de viaje a Estados Unidos y trajo bastante material para la fest, a buen precio, le encargué dos bolitas de la serie 2. Es muy divertido abrir cada esferita, ir descubriendo poco a poco cual pequeñita nos ha tocado. ¡Mi primera beba salió patinadora sobre hielo¡, Ice Skber del club atlético. La segunda, con un divino estilo vintage, Jitterbug del club retro. Compré dos más vía Mercado Libre, esta vez serie 1, pero resultaron ser truchas, una vino con una mancha de pintura en la frente, el espacio para guardar el biberón fue terriblemente mal calculado, los accesorios para el cabello encastran mal, y lo más fail es que los modelos no concuerdan con los que aparecen en el folleto. La beba de vestido azul estilo rococo pertenece a la versión china, está bonita pero en el futuro me aseguraré de exigir solo originales, de su hermana no subo foto porque es parecida en apariencia pero con fallas.



En el futuro les presumiré más botines obtenidos por este medio, planeo seguir asistiendo a juntadas futuras. No en octubre porque justo cae día de la madre y quiero pasarlo con ella, pero en noviembre daré mi presente seguro.

Esta entrada fue publicada en Indumentaria, Mis fotos, Stuff, Videos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Reptilian’s Song

  1. Vanna dijo:

    Estan muy bonitas todas las compras =D Especialmente me encanta la cartuchera pianito, la necesito <3 Creo que debiste robarle la muñeca a la que te la robo, igual tu mama te hubiera defendido diciendo que la muñeca era tuya si reclamaban XD

    • Venecia Lamperouge dijo:

      Ella pudo agarrarla fácilmente porque la dejé sola un momento, cuando volví al banco ya no estaba. Yo tendría que habérsela quitado de las manos. Cuando se la vi ya estábamos saliendo del Jardín, así que le conté a mi mamá lo que había pasado. La madre de la nena era conocida de mi mamá, eramos vecinas y charlaban cada tanto, de todas formas no le importó mentir. En fin, por llevar juguetes tuve problemas más de una vez. Cuando llevaba mis Tortugas Ninja o mi oso de peluche favorito, los pendejos se ponían insoportables porque querían que se los preste. Yo no se los prestaba y la maestra tenía que estarse metiendo en la discusión. En cierto punto comencé a dejarlos en casa, la maestra lo pidió a mis padres para evitar conflictos.

  2. Juan dijo:

    Hola, lindo blog. ¿Podrías ayudarme a contactarme con la mujer que te vendió a Helga Pataki? Necesito comprar una pero vivo en el interior y solo podría comprarla por Mercado Libre.

    • Venecia Lamperouge dijo:

      En el grupo tienen un reglamento exigente y no está bien visto comunicarse por mensaje privado para concretar una compra. Acabo de buscar la publicación de Helga (para dejarte el link) pero ya no se encuentra. Fue muy demandada, en su momento había conseguido más de diez. Es posible que pueda volver a conseguirla. Te recomiendo entrar al grupo (https://www.facebook.com/groups/TPCcoleccionismo/) y poner en el buscador de este “Patricia Andrea Sonnante”, te saldrá la lista de todas sus publicaciones. Si bien la publicación de Helga ya no está (o al menos yo no la encontré, puede ser que se me pasara), podés preguntar en cualquiera de sus artículos si consigue otra Helga, a ver qué dice. Eso si podés hacerlo, yo le pregunté sobre ella en un artículo sobre juguetes de Mc random, y cuando consiguió armó publicación puntualmente para la Helga. Lo que no sé es si se maneja con Mercado libre, si no usa, podés preguntar en el grupo si alguien te hace el favor de retirarla en la fest y mandártela, hay gente que “adopta” miembros del interior para ayudarlos con ese tema. Ciertamente te conviene, en ML ya hay abierta una publicación pero con un precio que es una barbaridad, ¡500 mangos! Patricia la vende a 80 pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *