Barbie Girl’s Song~♥


~Barbie Girl~
I'm a Barbie girl in the Barbie world
Life in plastic, it's fantastic!
You can brush my hair, undress me everywhere
Imagination, life is your creation

Estado: Nostálgica
Música que escucho: Barbie Girl (Aqua)
Download: Anna and The Apocalypse

Bienvenidos a una nueva entrega del reto “Yo escribo”, ideado por la bloggera Eleazar Herrera. Como motivación para hurgar en mis cajones de recuerdos, está resultando una actividad muy entretenida. Plus, buscando mis premios del concurso literario escolar, encontré de casualidad un certificado importante que ya comenzaba a dar por perdido (really, jamás se me hubiera ocurrido buscarlo ahí), ¡responder este reto me salvó de todo un tramite! En el presente artículo, les traigo la segunda pregunta del cuestionario, con su correspondiente respuesta.

—Segunda pregunta:
¿Cuál fue tu primera historia? Esa que te empujó a seguir escribiendo. No importa si no está terminada o si es un pequeño relato. Cuéntalo todo, desde la sinopsis hasta dibujos, personajes o fanfictions.

Mis primeras historias no fueron escritas, sino directamente actuadas, pura improvisación gente. Considero que aquellas historias que creaba para mis muñecos fueron mis cimientos de roleplayer. Jugaba y ejercitaba mi imaginación todos los días, diré que definir cuál fue mi primera historia me resulta imposible, pero describiré la que tengo más fresca y siempre me divierte contar (aunque doy por hecho no recordar todos los detalles).
Un día que vino una amiga a jugar a mi casa (la misma que tiempo después escribía conmigo la revista sobre manganime y videojuegos), acomodamos los mueblecitos en el patio, y cada una eligió una muñeca (de las mías, no traía las suyas) para manejar. No puedo recordar cuál de todas elegí yo, pero es inolvidable el hecho de que mi amiga eligió a la Barbie gimnasta. Una vez listo el escenario y las actrices, comenzamos a desarrollar la historia del día.
Ambas chicas vivían bajo el mismo techo, eran compañeras de piso y grandes amigas. Hasta que, en un momento, surgió una fuerte discusión. La gimnasta salió de la casa molesta, y por un descuido en la calle, sufrió un accidente. El enojo de mi personaje se transformó en preocupación, al ver que ella no volvía a casa… Aunque era esperable, después de todo habían peleado y quizás no tenía planes de regresar jamás, pero aún así resultaba extraño que no pasara a buscar sus pertenencias. Así que mi personaje comenzó la búsqueda, pero parecía no tener mucha suerte...
Hasta que un día, alguien golpeó a la puerta. Mi personaje abrió y se encontró con una mujer sucia y harapienta, una vagabunda que pedía algo de dinero para no morir de hambre. Notó la medalla que aquella méndiga llevaba colgada al cuello… ¡Sin dudas, era la medalla de su amiga! Al comienzo pensó que era robada, pero después de una buena limpieza, descubrió que debajo de mucha mugre se encontraba efectivamente su compañera. Esa nueva vida que llevaba, el no volver a casa, se debía a que esta había perdido la memoria. Ahora, el objetivo era intentar ayudarla a recordar…

Pero hablando sobre el escribir propiamente, mi primera historia, aquella que me impulsó a seguir escribiendo… Diría que fue la historia de mi vida. Como mencioné en la consigna anterior, comencé a escribir sobre mi misma siendo muy pequeña, en la privacidad de los diarios de papel; y años después, gracias a los avances tecnológicos, pasé a hacerlo en blogs. Me gusta tener un espacio donde la protagonista sea yo misma, he aquí la vida de una otaku, cinéfila, gamer, roleplayer y cosplayer. Creo que no necesito mucha presentación, ya tienen varios artículos para conocerme. ¡Viva el narcisismo!

Esta entrada fue publicada en Tag, Website y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

9 Responses to Barbie Girl’s Song~♥

  1. Beattoriche dijo:

    Esta vez me ganaste al publicarla primero, tendré que ponerme a ello.
    Me gusto el cliché de la pelea-accidente-perdida de memoria. Puedo ver que llevas bastantes años en este mundo. Aun así es increíble que saliera de un juego de muñecas, me hubiera encantado poder jugar de esa manera cuando era niña. A la fecha no se donde quedaron mis muñecas, se que están perdidas, lo bueno es siguen en mi casa.

    Creo que el recuento de mis primeras historias va a ser bastante entretenido.
    Nos leemos.

    • Venecia Lamperouge dijo:

      Mi plan es postear respuesta cada lunes, aunque puede que falle alguna vez.

      También solía armar historias con muñequitos miniatura del huevo Kinder Sorpresa. La mayoría de las veces jugaba sola. A mi hermana le encantaban las Barbies, pero no tanto para ponerse a armar historias, algunas veces lo hacía solo para complacerme... Cuando descubrió las consolas de videojuegos directamente dejó de hacerlo, le entró duro al vicio, jaja.

      La mayoría de mis viejas muñecas quedaron guardadas en la casa de mi nona. Hace unos pocos años fui a revolverlas en busca de algunas en particular, me traje la Teresa Jewel Hair Mermaid y dos Spice Girls.
      Ya siendo adulta me compré la Barbie Haunted Beauty Vampire, es una muñeca carísima para coleccionistas, aunque afortunadamente conseguí una buena rebaja. Me gustaría recuperar a la Barbie Sparkle Eyes, mi hermana siendo muy pequeñita la agarró de mi cajón y le fracturó el cuello (?), algún día la volveré a comprar.

  2. Vanna dijo:

    Wow, cuanto drama xD Cuando era chica venía una amiga de mi familia a charlar con los adultos y traía a su hija para que jugara conmigo. Yo quería jugar con muñecos (siempre peluches de animalitos) y hacer "roleplays" con ella (en los que nosotras mismas interpretábamos personajes) e inventar historias así, ya que no tenía otros amigos, pero ella estaba más interesada en jugar con mi Playstation =/

    De las pocas veces que logré convencerla de jugar conmigo solo recuerdo dos "historias": Un roleplay en el que éramos animales inspirado en El Rey León (no recuerdo nada de la "trama", solo eso), y la vez que inventé que unas fichas de un juego de mesa con distintos dibujos eran galletas que te convertían en aquello que representaba la imagen. También recuerdo que jugábamos a hacer comida falsa de plastilina, pero esas eran mayormente ideas suyas xD

    • Venecia Lamperouge dijo:

      Nosotras mismas también interpretábamos personajes. Yo fui la Pink Ranger, mi hermana la Yellow Ranger y mi amiga la Purple Ranger (la inventó para no discutir por la rosada, jaja). También fui Sailor Moon (la mayoría de las veces, la verdad es que me gustaron casi todas las sailors y algunas veces ocupaba otras), mi hermana Mars, mi amiga Mercury, y tuve otra amiga más que jugaba a ser Venus. Etc...

      Recuerdo que una vez fui a un cumpleaños y una nena me agarró para jugar a Saint Seiya. En esa época estaban dando la primera temporada en la TV, y la verdad no me atraía. Me enganché con Saint Seiya siendo una adolescente, gracias a la Saga de Hades. Así que jugaba de mala gana, ni siquiera recuerdo qué personaje me enchufó, en ese momento desconocía a la mayoría porque no era mi fandom; ella era Saori.

      En una época cada tanto iba a jugar a la casa de una vecina, y te juro que era todo un trabajo, me terminó aburriendo mortalmente y dejé de visitarla. Una vez se le ocurrió jugar a la casita en el altillo de su casa, estaba re abandonado, así que al final pasamos más tiempo limpiando que otra cosa. Tenía una muñeca embarazada y quería que todas las historias giraran en torno a la maternidad. Otra vez se le ocurrió jugar a la maestra, ella tomó el papel de educadora y... comenzó a darme ejercicios de matemática, no de mentira, me enseñaba lo que veía en sus clases... Siempre odié esa materia; así que para mi, en vez de un juego era una tortura lol... El juego de la maestra y la alumna fue nuestro último juego. Supongo que debí hablarle para buscar algo que nos gustara a ambas y listo, pero en ese momento solo se me ocurrió huir, jaja.

      Yo era amante de los caramelos palitos de la selva (aún me encantan, pero actualmente rara vez compro caramelos), y cuando los comía jugaba a que me transformaba en los animales del envoltorio. Qué casualidad.

      • Vanna dijo:

        LOL qué trauma la vecina que te hacía resolver ejercicios de matermática, seguro te hacía hacerle la taréa xD

        Que yo recuerde mis juegos no eran tán aburridos, por lo general eran sobre animales xD Quizás a ella no le gustaban.

        • Venecia Lamperouge dijo:

          Creo que, si hubiera sido el caso, hacía mal en depender de mi XD. Ella era un año mayor y yo jamás había hecho ejercicios como los que me mostraba. Además tenía el trabajo de explicarme, así que supongo que no tenía problemas a la hora de hacerlos propiamente. Sospecho que simplemente le divertía enseñar. Mi hermana tenía una compañera de clase que enseñaba a su hermanito y siempre andaba muy entusiasmada buscándole tareas/lecturas nuevas en la biblioteca. Pero bueno, yo iba a su casa para hacer pendejadas, no para quemarme el coco.

          Puede ser difícil encontrar gente con nuestros intereses, pero lo cierto es que cuando era pequeña me era muchísimo más fácil hacer amigos que ahora.
          Seguramente nosotras nos hubiéramos llevado bien desde ese entonces. Aparte de compartir historia sobre palitos/galletitas transforma gente en animales (?), recuerdo que mi amiga tenía un libro sobre "El rey león" que me llamaba la atención (no había visto la película, pero por alguna razón quería un libro como el suyo XD).

          • Vanna dijo:

            Que loco xD Tendría alma de maestra. Yo nunca supe hacer amigos, pero también me llamó la atención El Rey León por un libro, que estaba en la biblioteca de la escuela. Seguro era el mismo XD Después vi la película, que todos me aconsejaran que no viera porque "es muy triste cuando se le muere el papá" (si, re spoileadores sin descaro). Al final no me importó y me enamoré de Scar xD Me extraña que aún no la hayas visto 😉

          • Venecia Lamperouge dijo:

            Debería. También volver a ver "La Sirenita" (la descargué hace meses y ahí sigue pendiente) y "Aladdín" (antes de que se estrene el live), ya que las vi hace añares y no las recuerdo tan bien.

  3. Estuvo genial el reto.
    ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *