A Song on The Beach


~Vacation~
I want to go away, and I want to go shopping
Welcome to the holidays, we can’t waste them, let’s make some memories
I’ve rented a station wagion, bought a swimsuit, my preaparation is complete, yeah!
Let’s step on the accelerator and head for the beach
If you climb up that hill, you can see reflections for miles
Welcome to the summerdays, let’s splash in the water and play in the waves under the sun

Estado: Súper feliz (♥)
Música que escucho: Kamisama Hajimemashita (Hanae)
Download: Cardcaptor Sakura: Clear Card-hen (cap8)

Bienvenidos, mis queridos lectores. ¿Cómo están pasando sus vacaciones?, ¿o acaso ya volvieron a la lucha? Desde enero que estoy preparándome para rendir exámenes finales y el mes que viene se me acaba la joda. En el presente artículo, les traigo un resumen de mis andadas veraniegas, con muchas fotos. ¡Vamos a meternos al mar!
Para ir a vacacionar a Brasil, diez días antes tuve que pasar por un calvario para inyectarme la vacuna contra la fiebre amarilla. Se anunció en la televisión sobre la epidemia que se desató por allá, y existiendo pocos sitios con reposiciones de dosis, se volvió un caos. Comencé a hacer fila a las cuatro de la mañana. Cuando llegué ya había bastante gente esperando, y ni se imaginan lo kilométrica que se volvió la fila unas horas después. Comenzaban a atender a las ocho, pero por esa cuestión llegué tan temprano. Sin embargo me liberé después de la cuenta, recién al mediodía, por causa de la cuestionable organización dispuesta por los empleados. Y saben qué, tanto apuro resultó innecesario, porque al final de cuentas en Brasil no vi ni un solo mosquito. Igual sirve para posibles viajes futuros, no está de más, pero lo cierto es que dársela en otra temporada hubiera sido más cómodo porque hay menos demanda. Frente al sitio donde me dieron esta vacuna, Dirección de Sanidad de Fronteras, hay una serie de murales ilustrados por artistas diversos, dejo fotografía de mi preferido. Alguna empresa debería organizar tours dedicados a murales, muchas veces veo trabajos geniales estando de paso fugaz, sobre un vehículo, sin tiempo de tomar fotos, estaría bueno que se armara un recorrido con paradas para retratarlos.

Estuve en Brasil del 31 de enero al 7 de febrero, más específicamente en Río de Janeiro (muchos años atrás visité Camboriú). Viajé con mi familia, fuimos especialmente por deseo de mi hermana. Nos hospedamos en el hotel Rio Othon Palace, lujoso y con una excelente ubicación, era solamente cruzar la calle para ingresar a la playa. Dejo una selección de mis fotografías preferidas, en diferentes sitios visitados: La playa Copacabana, La Catedral de San Pedro de Alcántara de La Ciudad Imperial de Petrópolis, La Catedral de San Sebastián, La Escalera de Selarón en el barrio de Santa Tereza y la estatua del Cristo Redentor sobre el cerro del Corcovado.

Brasil 2018

http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil1.jpg http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil2.jpg http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil3.jpg http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil4.jpg http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil5.jpg http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil6.jpg http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil7.jpg http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil8.jpg http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil9.jpg http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil10.jpg http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil11.jpg http://ruined-kingdom.nocturnal-romance.net/amethyst-remembrance/fotos/brasil12.jpg

Estrené nueva malla estilo Pin-up, una remera de “Beauty and The Beast” y otra de “Mirai Nikki”. Fue una odisea conseguir una malla que fuera de mi gusto, recorrí varios negocios de la capital de mi país sin suerte, hasta que di con mi ideal en la Bond Street.
Confieso que Brasil no es uno de mis destinos ideales para vacacionar, por comenzar no soy gran amante de la playa (conozco gente que quiere pasar todos los veranos entre el mar y la arena, no es mi caso), pero ir de vez en cuando está bueno en toda serie “Slice of life” el episodio playero no puede faltar. No es el tipo de lugar que logra inspirarme un deseo intenso de volver algún día o incluso pensar lo afortunada que sería viviendo ahí, digamos que una semana fue suficiente para apreciar el lugar sin terminar aburrida.
Hay lugares bonitos para visitar, aunque como crítica negativa remarcaré que hay bastante delincuencia y que los amantes de las pastas se pueden morir de inanición. En los días que estuve allá me alimenté gracias a MCDonalds -sus comidas tienen el mismo sabor acá y en la luna, pedí unas buenas y confiables hamburguesas de carne con queso-, y a un par de puestos junto a la playa -donde me prepararon unas ricas hamburguesas de pollo con papas fritas-. La cuestión es que no solo de hamburguesas y papas fritas vive el hombre (comer papas fritas tan seguido no es saludable), pero me vi obligada a repetir porque cada vez que pedía otra cosa resultaba ser un asco. En ningún restaurante o mercado vi ravioles, sorrentinos, agñolotis o ñoquis. Pastas solamente encontré tallarines (me gustan, aunque prefiero la pasta rellena), el tema es que esa gente no sabe preparar buenas salsas, así que incluso si vendieran más variedad las arruinarían con sus salsas insípidas.
Lo que más me emocionó del viaje fue el toparme con una tienda dedicada a Disney en el aeropuerto de Belo Horizonte, Mundo Mágico Store. Me encontré con un peluche de Loki demasiado encantador, me agarró un ataque de emoción fangirlera cuando lo vi. La vendedora me contó que había ingresado ese mismo día, llegó justo para caer en mis garritas.

Un día después de regresar del viaje, fui de compras al centro de Quilmes. En una sucursal de Todomoda, mi mamá me compró unos pines demasiado lindos. Almorzamos en un restaurante llamado Escencia, en la calle Rivadavia 226, al que satisfecha le doy unas bien merecidas cinco estrellitas. No sabía sobre su existencia porque se encuentra algo oculto, está en planta alta de un edificio y por la fachada a simple vista no aparenta ser un restaurante, mi hermana lo descubrió gracias a Google Maps. El interior es muy elegante, cuando entré me enamoré de la pinta; pero lo más importante de un restaurante es la comida, así que faltaba catar lo esencial. Pedí un plato de sorrentinos rellenos de jamón y mozzarella con salsa bolognesa, y salió bien sabroso como a mí me gusta, tan exquisito que pedí un segundo plato. Tenía que subsanar la falta de buena pasta que sufrí toda una semana, gente.

El 15 de febrero fue mi cumpleaños número treinta y uno. Recibí muchos obsequios espectaculares: mi hermana me compró una figura de Madoka y un funko de Gudetama con tocino (mi personaje preferido de Sanrio) demasiado adorables; mi mamá me regaló una cámara fotográfica Nikon D3400 (¡mi primera máquina réflex!) y su pareja el libro “Carmen” ilustrado por Benjamin Lacombe (otra obra más de este fenomenal artista para la colección).




Mi cámara digital Sony Cyber-shot fue regalo cumpleañero del 2011, la he bien explotado todos estos años y planeo seguir usándola para fotos caseras. Se pueden lograr buenas tomas con ella, pero cuando hay poca luz no se logran muy buenos resultados y desde hace un tiempo salen algunas imágenes “fantasma”. La Nikon la usaré para eventos y viajes, próximamente les estaré enseñando como trabaja. Dos veces me tomaron fotos con cámaras réflex y cuando vi los resultados quedé impresionada por la calidad de imagen, por eso estaba deseando tener una. A la hora de elegir, leí muchos sitios web dedicados a fotografía, los usuarios tienden a preferir la Nikon sobre la Canon, y la Nikon D3300/D3400 es recomendable para incursionar en el mundillo de las réflex. Visiten el Blog del Fotógrafo, tiene artículos muy útiles y el administrador responde ante cualquier duda.


Esta entrada fue publicada en Festividades, Indumentaria, Literatura, Mis fotos, Stuff, World Guide y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a A Song on The Beach

  1. Vanna dijo:

    Me alegra que tus vacaciones no hayan sido tan terribles despues de todo =) Me encanta ese peluche! <3

    • Venecia Lamperouge dijo:

      ¡Si!, me preocupé demasiado. Si hay delincuencia, pero no lo vi tan jodido como lo pintó mi dermatólogo. No sé, quizás la zona a la que fue él era más heavy, ¿por qué mentiría? La playa en la que estuve me pareció muy tranquila, recomiendan no dejar bolsos solos porque por ahí los vendedores ambulantes son de manotear, pero eso de que cayeran bandas de ladrones amenazantes a cada rato no lo vimos. En uno de los tours bajamos a un par de lugares con advertencias, eso si, por ejemplo en La Escalera de Selarón hay policía montando guardia durante el día y recomiendan no subir hasta arriba de todo porque hay una favela.

  2. Hecarleith dijo:

    Me ha dado mucho gusto que la estes pasando bien en tus vacaciones, la figura de Madoka esta muy bonita. Un abrazo

  3. Tsubame dijo:

    ¡Hola Venecia! Es la primera vez que comento por estos lares y trataré de hacerlo un poco más seguido 🙂
    ¡Me ha encantado ese peluche de Loki! Él es un personaje que me fascina del mundo de Marvel, que por cierto, te recomiendo que veas Black Panther, es una peli muy entretenida y llena de personalidad -terminarás queriendo visitar Wakanda y todo-. Por lo demás me alegra que la estés pasando bien en tus vacaciones, personalmente me encantaría poder conocer Brasil algún día. Yo ahora sigo en clases y ahora estoy en temporada de exámenes, así que estoy deseando con locura que llegue Semana Santa para descansar un rato. Felicidades por tu cumpleaños, los regalos estuvieron muy lindos, ¡espero que los disfrutes!
    ¡Saludos!

    • Venecia Lamperouge dijo:

      ¡Si tengo planes de ver la película “Black Panther”!, aunque será cuando esté para descargar (en buena calidad), no creo ir al cine. Mi hermana fue a verla el otro día, arrastrada por una amiga suya, no le gustó… Pero bueno, era de esperarse, no es su tipo definitivamente, no le van las películas de Marvel. Debí hacerme pasar por ella para ocupar su butaca (?), ganábamos las dos, jaja. Me agradó el personaje en “Captain America: Civil War”. Seguramente, en un artículo futuro estaré dando mi opinión al respecto.

      Gracias por la visita (♥), me pasaré por tu blogo y lo agregaré a mis afiliados para frecuentarlo~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *