✦ A Song in The Endless Night ✦


~Endless Night~
Night, beginning and end, the sky’s reiteration just repeats
Visible light, a star falls, the night’s lonely heart beckoning to the sky
I can’t see the moon though, in this endless night
The rhythm of my wandering heart
Memories and the sleeping moebius, the surroundings spin, endless Night

Estado: Nostálgica
Música que escucho: Greatful Days (Ayumi Hamasaki)
Download: Películas

Japan Animator Expo” es una serie semanal de cortos animados transmitidos en la red, producidos por diversos directores. El proyecto comenzó a publicarse el 7 de noviembre del 2014 y continúa hasta el día de hoy a través de Niconico. Navegando por la Internet, me encontré con un trabajo precioso hecho para esta colección: “Endless Night“, el corto número veintiocho, producción del año 2015 que plasma una historia de superación personal protagonizada por un patinador artístico. La trayectoria se expresa de manera sublime a través del compasé entre dos yo de tiempos distintos, en un danzar de memorias que conducen a la brillante perfección del artista. La directora de esta pieza magistral es Sayo Yamamoto, mejor conocida por su participación en la exitosa serie “Yuri!!! on Ice”.

A finales del 2016 hice artículo recomendando muchísimo la serie “Yuri!!! on Ice“. Este año se lanzó un especial fabuloso titulado “Welcome to the Madness“, la actuación de Yuri Plisetski en el Grand Prix Final de Barcelona (la misma exhibición donde Yuuri Katsuki y Victor Nikiforov patinan “Stay Close to Me”). El especial consta de parte manga y parte anime. Primero va la lectura, en Amino tienen la traducción del manga que sirve como preámbulo del video. ¡Es el sueño del fandom Otabek x Yurio hecho realidad! El video es demasiado genial.

Les presumo mi merchandise de esta obra, recientemente en Ecchi Shop compré la figura Q-posket de Yurio y en Gastovic Anime Store compré straps de mis ships.


Pasemos a los nuevos animes que he estado viendo estos últimos meses, arrancando con un título que se convirtió en mi más valiosa joyita animada del 2017. “Net-juu no Susume” (Recomendación de una maravillosa vida virtual), es una obra de Rin Kokuyo que revuelve encantadoramente mundo virtual con mundo real dándonos la comedia romántica del año. La historia gira en torno a Moriko Morioka, una mujer de treinta años que, incómoda con su trabajo, decide dejarlo y refugiarse en la actividad que más placer le ha dado en la vida: los juegos R.P.G online. Así inicia su aventura dentro del fantástico nuevo mundo de Fruits de Mer, donde da vida a un héroe masculino bautizado con el nombre Hayashi. Dentro del juego va haciéndose de amistades entrañables, forjando su más poderoso lazo con una amorosa guerrera llamada Lily [Inserte suspiro de Moriko en modo fangirl aquí]. Y por una gran casualidad de la vida, el encantador encuentro en mundo virtual irá más allá, porque los usuarios cruzarán inesperadamente caminos IRL. Series ambientadas en el mundo R.P.G se vieron unas cuantas, pero hasta que me encontré con este título no había probado una que lograra atraparme. Esta obra me ha hecho fangirlear con locura, llorar y reír. Transmite sentimientos muy cálidos. Los personajes están perfilados de una manera adorable, son demasiado queribles. La unión Moriko Morioka x Yuta Sakurai es amor. Homare Koiwai es demasiado carismático. Me siento identificada con Morioka, también con Sakurai.


El mundo real puede ser abrumador y algunas veces nos provoca el deseo de encerrarnos. Me cito a mí misma, refiriéndome a lo negativo de mi año laboral 2016: “(…) por momentos me dieron ganas de volverme hikikomori“. Por ese sentir, que volví a sufrir este año, tuve una fuerte conexión con Moriko desde el primer momento. Solo que yo no podría darme el lujo de dedicarme solo al vicio encerrándome en mi casita porque así terminaría sin un centavo viviendo debajo de un puente, además como compradora compulsiva que soy necesito bastante dinero para ser feliz.

Tuve mi época de jugadora de R.P.G online, solía viciar de lo lindo en “Wonderland Online” y gracias a esa experiencia gané un amigo de México con el que después de ocho años sigo conversando, actualmente mediante el chat de Facebook. Sin embargo, tendí a relacionar esta serie mucho más con mis andadas en foros de rol. En definitiva ambas actividades tienen mucho en común en cuando a estructura: mundo de fantasía donde creamos a un personaje para que siga una historia e interactuamos con otros usuarios. Será porque pasé mucho más tiempo en foros de rol y es un mundillo que extraño cada día. Será porque en un foro de rol me enamoré de mi partner… Claro que mi vida no es perfecta “como un manga” (como diría Lily) y todo terminó muy mal, pero ver a Hayashi/Moriko/Yuki y Lily/Sakurai/Harth interactuar me recordó a los mejores tiempos, cuando era feliz porque esa persona se conectaba, cuando pasábamos horas conversando, cuando sus personajes me hacían fangirlear porque me parecían súper lindos…


En el mundo virtual podemos forjar buenas amistades, que nos dan soporte emocional cuando más lo necesitamos. Muchas veces la gente tiende a menospreciar a los amigos virtuales de uno, como si se trataran de “falsas amistades” por el simple hecho de que la comunicación no se da cara a cara. Olvidan que son personas también, personas que nos dan buenos momentos y que están para leernos mientras que una “amistad” que vemos todos los días cara a cara no nos da bola. Se llega incluso a demonizar todo contacto online, como si uno no pudiera encontrar buena gente ahí o mala gente afuera. Me agrada que la serie de un mensaje positivo sobre las relaciones online. Internet es un mecanismo fenomenal que nos sirve para encontrar gente con intereses en común, al fin y al cabo.
Cuando la protagonista comienza a valorar el mundo IRL, no por eso pasa a desvalorizar la vida online que tanta felicidad le ha dado y puede seguir dándole. Eso es algo que aprecio. Temía que no fuera así, me jode cuando en un título (serie, historieta, película o videojuego) se presenta un personaje principal con un gusto en particular, y en el desarrollo de la historia aprende a valorar otras cosas concluyendo que su primer interés era pura mierda. Quiero decir, por dar un ejemplo no puede ser que un videojuego termine sermoneándote sobre que jugar videojuegos es una forma de desperdiciar tu vida, si estamos jugando es porque es una actividad que amamos y un mensajito por el estilo nos va a caer como una patada (por si no lo sufrieron, les comento que es un mensaje contradictorio con el que me topé más de una vez). No debemos limitar nuestros horizontes, está bueno salir a explorar el mundo porque quizás una sorpresa está esperándonos a la vuelta de la esquina, pero también encerrarnos en nuestra burbujita personal con todas las comodidades aseguradas es un placer y una buena terapia para liberar el estrés, why not both?

Siguiente recomendación, tenemos un shounen ai, “Hitorijime My Hero” (Mi propio héroe), obra de Memeco Arii. Navegando por Facebook, me encontré con un seductor video de un profesor guapísimo, con aire a Jumin Han, en pasillo de escuela acorralando salvajemente a un afortunado estudiante (fragmento del quinto episodio). La intensa escenita hábilmente me ordenó descargar los capítulos. Tenemos a un delincuente juvenil, Masahiro Setagawa, quien enfrenta una vida complicada que va en picada, desesperanzado cree que no tiene salvación: “No importa en cuantos problemas te encuentres, jamás aparecerá un héroe a tu rescate“, se dice a si mismo pensando en los shows de superhéroes… Hasta que un día conoce a su tan deseado héroe que lo salva de la desesperación, un hombre fuerte y protector llamado Kousuke Ooshiba. Masahiro consigue un lugar al que puede llamar hogar y accede a una buena educación, gracias a ese hombre que se vuelve su gran admiración. Kousuke se convierte en profesor de matemáticas, volviéndose su educador formal. La línea que separa a la admiración del amor muchas veces puede ser muy delgada, es así que este joven que necesita mucho cariño inevitablemente se vuelve loco por su encantador sensei. Las autoras de mangas yaoi tienden a tener un fetiche con los profesores, claramente es que somos tan sensuales. Un buen romance prohibido siempre se disfruta, tenemos mucho drama, escenas dulces y arrebatos salvajes, un humor simple pero efectivo. Me da mucha lástima el bartender, exijo a Memeco Arii que haga una historia extra donde pueda encontrar la felicidad.

Como si esta parejita no fuera suficiente, tenemos otro par conquista corazones. Un estudiante de secundaria, Kensuke Ooshiba (el hermano menor del sensei) se reencuentra con un amigo de la infancia al que ha extrañado un montón, y sin embargo el recuerdo de la separación como una ruptura abrupta atormenta su corazón. Lento, despistado, aún no se ha dado cuenta de los verdaderos sentimientos de su viejo amigo y esa inocencia complica más las cosas. Asaya Hasekura ha vuelto y no está en plan de volver a ser su amigo, porque pretende algo más: “Rompe lazos conmigo otra vez o duerme conmigo, ¿cuál eliges?“, expresa determinado con hipnotizadora mirada violadora. Hasekura me gusta muchísimo, tiene un aura de novio jodidamente posesivo que apasiona.

Últimamente toda temporada de estrenos tiene su serie de bocaditos H, episodios muy cortitos pero lo suficientemente suculentos. En los pasados meses probé tres series de cortos hentai, dos en particular lograron entrar a mi lista de recomendaciones.
Cuando vi por primera vez una imagen de “Skirt no Naka wa Kedamono Deshita” (Hay una bestia debajo de su falda), obra de Hanamaluo, pensé que se venía estreno yuri, sin embargo (como podrán imaginar por la traducción del título), it’s trap time! La historia gira en torno a Shizuka Kominami, una tímida universitaria que en plena reunión muestra dificultades para relacionarse con los otros, hasta que conoce a una hermosa y carismática rubia llamada Ryou Kirishima, quien rápidamente logra romper el hielo. Después de pasar toda la noche juntas charlando y bebiendo, Shizuka termina en departamento ajeno y pronto se ve seducida por los avances de su nueva amiga Ryou, quien resulta ser un hombre travestido. Así inician los jugueteos del bellísimo trap, quien nos dará buenas dosis de sensualidad en cada episodio. Shizuka es extremadamente moe y Ryou tremendo conquistador, la relación de ambos es arrasadora.


Como última recomendación del día, tenemos otro intenso romance sensei x alumno. La segunda serie de cortitos pornosos que les recomiendo mucho es “Omiai Aite wa Oshiego, Tsuyokina, Mondaiji” (Mi prometido es un estudiante, fuerte, problemático), obra de Sigma Torai. Nuestra protagonista es Nano Saigawa, una dedicada y dulce profesora de secundaria muy querida por sus estudiantes. Solamente tiene dificultades con uno de ellos, Souji Kuga. Un día se presenta a una cita concertada para casarse con un conocido de la infancia, pero para su sorpresa, termina en la cama con su estudiante problema. Así inicia un romance prohibido, apasionado pero conflictivo. La sensei por momentos puede resultar un poco desesperante, pero es tierna así que al final de cuentas se perdona. Souji tiene unas reacciones de enamorado caprichoso que son muy mononas, aunque en principio parece distante, en la intimidad siempre se muestra muy demandante de afecto. Confieso que esta serie me hizo desear un trío.

Publicado en Films, Historietas, Mis fotos, Series, Stuff, Videos | Etiquetado , , , , , , , , | 4 comentarios